domingo, 20 de abril de 2008

Biografía de Pimpinela


Los hermanos Lucia y Joaquín, pertenecen a una familia de origen español en donde el canto y el baile, fueron la excusa suficiente, para exteriorizar sus sentimientos y emociones. Así entre cumpleaños, Navidades, o simples reuniones de amigos, comenzaron a cantar informalmente, sin siquiera imaginar, que ya se estaba gestando lo que un día se daría a llamar PIMPINELA.

Nacieron en Buenos Aires, pero desde chicos viajaban permanentemente a España, donde pasaban temporadas de 6 meses visitando familia. Fueron sus padres Joaquín y María Engarria, asturiano y leonesa respectivamente, los primeros en aconsejar a sus hijos para iniciarse en la carrera de cantantes, siendo mas adelante, él interprete y autor Luis Aguijé, el que a través de su opinión profesional, termino de disipar las dudas de los jóvenes artistas, induciéndoles con su entusiasmo, a emprender el difícil camino hacia el éxito.

UN ESTILO DIFERENTE

Desde sus comienzos, en junio de 1981, se destacaron por componer e interpretar un tipo de música diferente, y de manera distinta a lo que se conocía hasta ese momento, mezclando el teatro con la canción. Así, con un estilo musical y un lenguaje sumamente directo y cotidiano, comenzaron a introducirse dentro del gusto popular de manera inmediata, cantando y contando situaciones comunes a todo ser humano, donde el amor y el desamor, los encuentros y desencuentros de las parejas que presentaban dentro de sus personajes, lograron una íntima identificación con él publico.
El hecho de que fuesen hermanos, agregando a TODO esto un factor más de sorpresa, teniendo ambos el gran mérito de haber hecho olvidar al público dicha relación a través de sus interpretaciones actorales, en las cuales, normalmente interpretan los avatares sentimentales de parejas en conflicto.
Todos estos ingredientes, sumados a una buena imagen personal, hicieron que pimpinela a poco tiempo de su nacimiento, se convirtiera en un autentico "Boom" dentro de su país de origen: Argentina.

PIMPINELA INTERNACIONAL

El eco del rápido éxito dentro de su tierra natal, se extendió como reguero de pólvora por todo América, en cuyas radios se comenzó a tocar su música, sin estar aun editadas en disco, gracias a la habilidad de algunos programadores. Dentro de lo positivo, este sorprendente hecho tuvo como contrapartida una, cara negativa: el surgimiento de falsos pimpinela a lo largo de todo el continente; cantando sus canciones sin previa autorización, imitando sus ademanes, copiando su modo de vestir. La única forma de contraatacar esa verdadera avalancha, era presentar en cada país a la versión original: Lucia y Joaquín. El plan dio resultado inmediatamente, durante todo el ano 1983 el dúo recorrió toda América de la mano de su compañía disquera, logrando un rápido y contundente suceso y en poco tiempo, borro del mercado a todos los oportunistas.
Esta guerra artística beneficio finalmente a Pimpinela, dándole un prestigio, imagen y respeto profesional, realmente envidiable.
Una vez afianzados en todo Latinoamérica, Lucia y Joaquín se lanzan a la conquista de un nuevo y difícil para los artistas americanos: España.
Y la historia volvió a repetirse...
La respuesta popular fue aplastante: en los primeros meses del ano 1984, no había rincón de La península donde no se escuchara su famoso "Olvídame y pega la vuelta".

EL DÚO SE CONVIERTE EN TRIO
El desafío era cada vez mayor, y la pregunta era: Cómo mantener en tantos países diferentes semejante éxito? Teniendo en cuenta sobre todo, que el estilo original que los había llevado a la fama como por arte de magia, se les podía volver en contra, llegando incluso a saturar a la gente, ya que las radios no mostraban todo el material del dúo, dando solo prioridad a sus famosas "peleas cantadas". Y ellos mismos encontraron las respuestas y volvieron a sorprender.
En 1985, Pimpinela se transformó en un trío para una sola canción: "Por ese hombre" la cual interpretaron junto al gran artista español Dyango.
Los tres personajes, con historias distintas pero paralelas, lograron una vez más conmocionar a una audiencia de habla hispana, la cual entonces si, comprendió que Pimpinela ya no era un fenómeno pasajero y casual, sino, que detrás de sus protagonistas, había dos creadores capaces de emocionar y conmover permanentemente.

PIMPINELA EN OTRO IDIOMA

El paso siguiente era obvio: intentar averiguar si sus historias eran solamente para un público de lengua española, o también, podrían entrar dentro del gusto de países con idiomas, costumbres y culturas diferentes. Con otro lenguaje, pero con el mismo envoltorio de música escenificada, Pimpinela logra abrirse camino en el difícil Brasil, consiguiendo la identificación de un público tan heterogéneo como el de los demás paises latinoamericanos, donde niños, jóvenes y ancianos, cada uno a su manera, supo interpretar el mensaje implícito en cada una de sus obras. Italia fue el próximo objetivo para el cual además de sus clásico repertorio, agregaron los "tríos" cantando con su buen amigo personal, el eximio deportista y por cierto digno interprete Diego Armando Maradona. Con la canción "Querida Amiga" dedicadas a las madres, cuyo derecho fueron donados a UNICEF, de la cual Maradona era su embajador, lograron permanecer varias semanas en las radios de todo el país.
El tercer paso fue en ingles para los Estados Unidos, país al cual por propia decisión aun no han encarado profundamente, ya que les requiere un abandono casi total del mercado hispanoamericano, para instalarse en Miami u otra ciudad de la unión, cosa que por el momento no están dispuestos a hacer; Aunque para "muestra vale un botón" junto a Philip Michel Tomas coprotagonista de la exitosa serie "Miami Vice" Lucia gravo una canción compuesta por Joaquín: "Por siempre y para siempre" la cual formo parte del LP del cantante y actor americano, teniendo buena aceptación no solo en las emisoras radiales, sino también en la TV de dicho país, a través de un vídeo clip.

PIMPINELA ACTORES

El enorme éxito alcanzado por el dúo, hizo que productores de cine y televisión se fijaran en ellos como protagonistas en varios proyectos extra musicales. Cinematográficamente, ninguno de ellos pudo ser concretados, debido a las exigencias de Lucía y Joaquín, en cambio sí se llevo a cabo después de una extensa búsqueda de libros, la teleserie titulada "El Duende Azul". La misma los tuvo como protagonista de sus noventa y dos capítulos, filmados entre Miami y Buenos Aires durante 1987/88.
Esta súper producción, fue lanzada en toda América incluyendo Brasil, donde fue doblada al portugués, alcanzando notables ratings de audiencia en cada uno de los lugares donde fue exhibida.
El excelente resultado obtenido, sumado al interés y vocación de los dos, hacen que ya estén embarcados en un nuevo objetivo: una comedia para televisión.

LAS CRÍTICAS PONÍAN EN PELIGRO LA CONTINUIDAD DE UNA CARRERA

Pimpinela ya formaba parte de la cultura popular de Hispanoamérica. Su nombre y estilo trascendieron lo estrictamente musical, identificando situaciones cotidianas, que iban desde lo social hasta lo político. Con el correr de los años, se fueron convirtiendo en dos personajes dentro y fuera del mundo del espectáculo, a tal punto de relacionarse con personalidades de primer nivel mundial, tan diversas como Sofía Loren, Felipe González o Plácido Domingo.
Pero siempre volvían a las raíces, prefiriendo la intimidad de su familia, o las eternas veladas con los amigos de la infancia. Ellos, eran su cable a tierra.
A finales de la década de los ochenta, ya totalmente consagrados, Pimpinela poseía una enorme legión de seguidores, pero también, de detractores.
Su estilo y personalidad no podían pasar desapercibidos, provocando reacciones totalmente opuestas, de gran aprobación o rotundo rechazo, de amor incondicional o de sentimientos casi despectivos. El éxito no perdonaba y el hecho de que dos hermanos, se hicieran famosos interpretando la vida cotidiana de parejas en conflicto, empezó a despertar diferentes emociones en cierto sector del público y prensa, que no veían en su propuesta, ningún hecho artístico.
Las críticas arreciaban, poniendo en peligro la continuidad de una carrera, que de tan original, se había convertido en un arma de doble filo. Pero Pimpinela ya estaba demasiado consolido como para que las críticas lo pudieran perjudicar seriamente.
El dúo llevaba diez años ininterrumpidos de éxitos en más de 20 países y ante esta realidad, las palabras estaban de más.

SE AGRANDA LA FAMILIA.. Y LA ESTÉTICA DE LOS VIDEOS

El 30 de junio de 1990, en la ciudad de Madrid, nace Francisco Galán, fruto del reencuentro de la pareja integrada por Joaquín y Viviana.
Pimpinela inició la década de los '90 con otro hallazgo musical, mostrando esta vez, la otra "cara de la moneda" de su visión casi dramática de la pareja. Así, el humor se hizo presente, a través de la canción y video-clip "Cuanto te quiero", más conocida por el público como "La canción del Autobús El enorme éxito del tema no solamente en el disco, sino en sus conciertos en vivo, los llevó a repetir la experiencia con el tema "Esa chica y yo", una disparatada historia en la que Joaquín, interpreta a un despistado amante de la música romántica, que por equivocación , ingresa a una discoteca de rockeros, en donde Lucía, encabeza la movida. - Estos dos trabajos, fueron el principio de una relación amistosa y artística fundamental para la nueva estética de los videos del dúo. Marcelo Iacarino, director de ambos, supo interpretar y plasmar en imágenes la creatividad y capacidad escénica de los hermanos Galán, siendo hasta la fecha, el realizador de casi todos sus clips.

MANTENER SU VIGENCIA.. CAMBIO EN LA DISCOGRÁFICA

Pimpinela enfrentaba en la década de los '90 el desafío más grande para cualquier artista, mantener su vigencia, luego de 10 años de éxitos, casi ininterrumpidos.
Su convocatoria permanecía intacta, prueba de ello, fueron los conciertos realizados en la Expo de Sevilla '92, donde congregaron una verdadera multitud proveniente de toda Hispanoamérica, más allá del público local
Pero a pesar del perfecto estado de salud del que gozaba su carrera, ambos eran conscientes del desgaste que provoca el paso del tiempo, no solo entre el artista y su público, sino también, entre el artista y los difusores de su música: la compañía discográfica.
Fue así, que a fines de 1992, deciden cambiar de casa disquera, lo cual fue un verdadero acierto que revitalizó su música y su energía personal. Producto de este cambio, realizaron en 1993 una gira memorable, que se inició en el "Hipódromo de la Ciudad de Madrid" donde ante más de 40.000 personas, estrenaron el primer álbum de su nueva etapa: "Hay amores que matan".
- Con la canción "El amor no se puede olvidar" como punta de lanza, el disco superó el millón de unidades en ventas, volviéndolos a ubicar en su nivel habitual y sumando en total, casi trece millones de discos vendidos hasta esa fecha.
Posteriormente y basado en sus grandes éxitos, llegaría otro álbum clave en la historia del dúo, cuyo tema principal, resume la esencia y el pilar fundamental de Lucía y Joaquín: "La familia" Esta renovación, producto de sentimientos genuinos, no solo logró ser aceptada por su público habitual, sino que además, incorporó a una enorme cantidad de seguidores que hasta ese momento, por su edad o experiencia de vida, no se habían sentido identificados con el mensaje del dúo.

PIMPINELA SORPRENDE A MEXICO Y AL MUNDO LATINO Y EEUU

Promediando 1994, Pimpinela sorprende a México y al mundo latino de Estados Unidos, tomando activa participación en una campaña en contra de la ley 187, promulgada por el entonces gobernador de California, la cual perseguía duramente a los emigrantes ilegales de ese Estado Americano.
En apoyo a la causa, lanzan la canción y video clip "Pase lo que pase", en la cual interpretan a una familia que es apresada por la policía, cuando intenta cruzar en forma ilegal de una frontera a otra. El video logró un gran impacto por la credibilidad del relato y la excelente interpretación de ambos. Como generalmente suele suceder en la carrera de un compositor, su música y mensaje, reflejan hechos y sentimientos autobiográficos. El cambio y la evolución de Pimpinela como autores, no escapó a esta regla, percibiéndose en ellos un expreso interés por todo aquello que los rodeaba y los conmovía humana y artísticamente.
La causa de la niñez carenciada ya había despertado la sensibilidad del dúo en la década de los '80, cuando exigían por contrato, que en sus giras por Latinoamérica, se les incluyera una actuación gratuita en el Hogar u Orfanato más necesitado del lugar. Esta actitud, provocaría que años más tarde, la institución americana "World Vision", que promueve el patrocinio de niños carenciados de todo el mundo, los convocara para conducir un Especial de Televisión desde Los Ángeles, California, en directo para todo Estados Unidos, con el fin de que tres mil televidentes aporten 20 dólares mensuales para la manutención de igual cantidad de niños.
El objetivo era llegar a esa cantidad de aportantes durante las dos horas que duraba el programa.
Pimpinela duplicó el número de benefactores en los primeros treinta minutos de la transmisión. Tal fue la repercusión del evento, que su grabación, se repitió durante los próximos siete años por la cadena Telemundo.

SU PROPIO HOGAR...PARA NIÑOS CARENCIADOS

Luego de esta gran experiencia personal, Lucía y Joaquín siguieron siendo convocados para encabezar cruzadas similares, como por ejemplo, la de "Amarce" en México, emprendimiento orientado a la reinserción de niños de la calle a la actividad escolar. A mediados de 1995, la idea de tomar participación directa en la causa de la niñez carenciada, ya era un hecho. Durante casi un año se asesoraron en la materia, reunieron un equipo de profesionales de su confianza y fundaron en Argentina, una Asociación Civil sin fines de lucro: el Hogar "Pimpinela para la Niñez".
Así, en el mes de julio 1996, abre las puertas esta Institución que alberga y da asistencia integral gratuita a 25 niños con edades comprendidas entre 1 y 12 años.

LUCÍA...LA FELICIDAD NO ERA COMPLETA

Pimpinela había logrado cumplir casi todos sus sueños. Su carrera fue y seguía siendo brillante, disfrutaban del cariño de su familia y amigos y veían crecer y progresar a los niños del Hogar.
Pero como siempre suele suceder en la vida, la felicidad no era completa, sobre todo, para uno de sus integrantes: Lucía.
Lucía seguía soltera y este hecho, la convertía en protagonista involuntaria de una infinidad de supuestos romances, con personajes tan disímiles como Diego Maradona, Plácido Domingo o Roberto Carlos. Aceptaba las reglas del juego pero detrás de su sonrisa, estaba la profunda necesidad de formar su propia familia, lo cual hasta ese momento, se le había negado.

En el mes de abril de 1996 conoce al empresario Alberto Hazán, con quien después de tres meses de noviazgo, decide contraer matrimonio.
El (fecha boda) se llevó a cabo la Ceremonia mixta en el Centro Asturiano de la ciudad de Buenos Aires, donde más de 1.000 invitados, incluyendo al presidente de la Nación, participaron de una noche especial, llena de música, emociones y nostalgias.
La felicidad de Lucía pareció completarse cuando en enero de 1997 nace Rocío Luna, una encantadora niña de ojos celestes, que parecía la réplica de la madre.

LA FAMILIA HABÍA CRECIDO Y....

La familia había crecido y las giras de Pimpinela se convirtieron en un verdadero batallón de gente, entre músicos, managers, artistas, parejas, hijos, familiares y algún amigo que otro como invitado. Diagramarlas, era un verdadero trabajo artesanal.
Pero esta situación que al principio parecía anecdótica, con el tiempo comenzó a ser insostenible. La libertad de movimiento de Lucía no era la misma que la de Joaquín, quien en definitiva, tenía a Viviana para encargarse del cuidado y atención permanente de su hijo Francisco.
Este hecho y las crecientes desavenencias personales entre Lucía y Alberto, empezaron a crear un clima de tensión que iba en aumento y perjudicaba no solo la parte personal del dúo, sino también, la profesional. A mediados de 1999, la separación del matrimonio parecía inminente. Todo había sido muy vertiginoso y confuso.
El deterioro de la relación era irreversible. Luego de varios intentos de parte de ambos por seguir adelante, en el mes de octubre, deciden de común acuerdo poner punto final a la vida en pareja, e iniciar los trámites de divorcio.

PIMPINELA INICIA ASI EL NUEVO MILENIO

Pimpinela inicia así el nuevo milenio readaptándose a la nueva estructura familiar y como siempre, llenos de proyectos profesionales, entre los cuales, se destacan el lanzamiento de un nuevo álbum y la concreción de un emprendimiento varias veces-postergado, presentar su propio programa de televisión

Todos estos años de lucha, de intensas alegrías y tristezas, han servido para afianzar cada vez más las unión entre ambos, la cual, ha sido clave para su perdurabilidad artística.
Eternos agradecidos de su público, aprendieron a distinguir "quien es quien" en esta dura y difícil carrera de éxitos, fantasías, ilusiones y fracasos, concientes de que cuando un día, todo esto se acabe, como dice la letra de una de sus canciones:

"Solo los buenos amigos quedan"

TESTIMONIOS

Joaquín :

Lo bueno que tiene Lucía, es que con ella, uno nunca se aburre. Es tan inquieta y activa, que parece que en lugar de tener una hermana, tuviera tres.
Lo que admiro más de ella es su integridad y honestidad, y de sus cualidades artísticas, su voz, su expresividad, y su ductilidad. ¿Lo qué más me molesta? ¡No!, a ver si todavía lee esto!!!.

Lucía:
Sin duda su rasgo más notable es la perseverancia y la inagotable capacidad de trabajo que tiene. Si tuviera que definir a Joaquín, lo haría con aquel refrán que dice: A Dios rogando y con el mazo dando. Nuestros puntos en común, son el sentido del humor, el apego a los amigos y a la familia y por supuesto el amor que sentimos por la música y por la profesión en general.
En todo lo demás somos diferentes, pero justamente en el complemento, está la clave de nuestro éxito como hermanos y como socios".

Fuente: pimpinela.net


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal